Historia de Merkato

La vida vuelve a un espacio donde reposaron avionetas,  eso pájaros de acero que recorrían el cielo de Valencia y que encontraban acomodo en un antiguo hangar ubicado en el centro de la ciudad, en concreto en el Ensanche.

Una nave situada en el patio interior de una manzana de edificios. Las hélices vuelven a girar pero ahora convertidas en ventiladores de un espacio único: MERKATO

En este local no sólo reposaron aeronaves, también pasó una etapa en la que dio cobijo a las bobinas donde se enrolla el papel. El papel que nos sirve para escribir, para leer y también para envolver.

El papel, tan antiguo y tan actual. En MERKATO nos gusta elegir los platos en nuestra carta de papel y nos gusta que te lleves nuestros productos bien envueltos.

¡Qué gran papel juega el papel!

La aviación tiene una gran vinculación con nuestra ciudad, prueba de ello es que somos una de las pocas capitales de Europa con una compañía aérea propia.

Los valencianos viajamos para conocer otros lugares, otras culturas y otras cocinas, pero casi siempre queremos volver a nuestra casa, volver a nuestros orígenes, volver a nuestro MERKATO.